Tanto el dolor como la sequedad vulvar y vaginal son unos de los problemas íntimos más comunes en las mujeres, y uno de los que menos se habla.

En este blog, como ya sabéis, dejamos todas la vergüenza aparte y hablamos de cualquier tema sin tapujos.

Descubre nuestras recomendaciones de óvulos, cremas y lubricantes para la sequedad.

¿Por qué no lubrico?

Esta es una de las preguntas que nos hacemos cuando tenemos molestia o dolor durante las relaciones sexuales.

No solo sucede en la premenopausia o en la menopausia, sino que puede aparecer a cualquier edad (sí, aunque seas joven), por cualquier desregulación hormonal (como el síndrome de ovario poliquístico), por algunos medicamentos (como los antihistamínicos para la alergia o la píldora anticonceptiva), por alguna infección (sí, los hongos producen sequedad a veces), por algunos compuestos irritantes de la ropa interior, toallas, detergentes, jabones, tampones, compresas,… 

Además, a la salud de nuestra vagina también le afecta mucho nuestro estado de ánimo, ya que el estrés, la ansiedad y la falta de deseo sexual disminuyen la lubricación natural.

¿Qué es la sequedad vaginal?

Sencillamente, es un conjunto de síntomas que se notan por toda la zona íntima (vulva y vagina). Puedes sentir uno o varios de manera simultánea, desde picor, tirantez, roce e irritación, sequedad en los labios de los genitales, hasta dolor vaginal durante las relaciones sexuales con penetración.

¿Qué puedo hacer para lubricar bien?

Por una parte, en caso de que se trate de algún compuesto químico el que produzca la irritación, tendremos que “echarlo de nuestra vida”. Cambia de detergente o de jabón, dile adiós a esas braguitas, o pásate a las compresas y tampones de algodón ecológico 100%.

En mi caso, los tampones o las compresas me irritaban mucho, y siempre me quedaba toda la zona muy sensible después de la semana de la regla, y por eso decidí probar los productos de Natracare. 100% RECOMENDABLES, ahí lo dejo.

Mi hermana, en cambio, se ha pasado a la copa menstrual de Intimina, pero esto ya da para otro post.

Por otra parte, para el resto de causas que puedan derivar en sequedad, podemos actuar directamente sobre los síntomas. Por la parte de la higiene íntima, usar un jabón específico ayuda muchísimo a la hora de mantener la vulva y la vagina en su estado natural normal.

Para conseguir una buena hidratación y lubricación vaginal rápida y duradera, te recomiendo un tratamiento triple: prebióticos vaginales, hidratante vaginal de uso diario, y lubricante vaginal durante las relaciones sexuales. 

Prebióticos vaginales

Seguro que te los han recomendado alguna vez después de haber tenido hongos o cistitis, pero no solo son indicados en estos casos. Son óvulos vaginales que ayudan a mejorar la salud de la flora vaginal, por lo que mejoran también casos de sequedad y previenen infecciones. Esta sería la base de un cuidado completo de la zona íntima. Dependiendo de los óvulos que elijas, varía el período de tratamiento, pero deberías usarlos al menos durante 10 días seguidos, y se podría repetir varias veces al año, si fuese necesario.

Hidratante íntimo

Una vez que conseguimos una buena base con los prebióticos, empezamos un cuidado diario hidratante de la piel de esta zona. Esta parte del tratamiento puede alargarse tanto como sea necesario, y el hidratante íntimo puede aplicarse todos los días.

Lubricante vaginal

Esencial si notamos tirantez o incluso dolor en nuestras relaciones sexuales, especialmente durante la penetración. Esto es algo muy común que, aunque influyen mucho nuestros sentimientos en la falta de lubricación, muchas veces sucede independientemente de la excitación que sintamos. Es importantísimo recordarnos a nosotras mismas que no es culpa nuestra, y que no es algo que podamos controlar. Si estás excitada o relajada durante el sexo pero sigues notando molestias, te recomendamos el uso de los lubricantes, e incluso de óvulos y crema hidratante, ya que te ayudarán a mejorar el estado de tu vagina, e incluso podrás dejar de necesitar usar un lubricante durante el sexo.

Como veis, os propongo un cuidado completo en 3 pasos que pueden combinarse en diferentes momentos del año. Yo os recomiendo empezar con los 3 a la vez durante 10 días, y luego pasar a un cuidado de hidratante + lubricante, o solo de hidratante o lubricante, según lo que necesitéis. Todo esto, sumado a sencillos cambios como usar jabón íntimo o tampones / compresas hechas de algodón ecológico 100% y sin plástico, son unos remedios fáciles que os ayudarán muchísimo a mejorar rápidamente la sequedad vaginal y vulvar.

Cualquier pregunta o consulta que tengáis acerca de este tema, podemos comentarla individualmente si preferís por mail a contacto@farmaciachaves.es o por WhatsApp (604 005 823).

¡Gracias por leerme!

¡Dejadme en comentarios cualquier sugerencia u opinión acerca de este artículo! 

Nos vemos en el siguiente post :)