Probablemente estés familiarizado con los tampones, pero es posible que no hayas oído hablar tanto de la copa menstrual. Si es así, es probable que desees saber todo sobre ellas. Te contamos las principales desventajas, ventajas y contraindicaciones de la copa menstrual.

Es una forma relativamente nueva de administrar tus períodos y tiene varias ventajas sobre los tampones. Han ido ganando popularidad a lo largo de los años como una alternativa ecológica, saludable y económica.

La copa menstrual es un dispositivo que se usa dentro de la vagina durante el período para recolectar el líquido menstrual (sangre), pero no lo absorbe como lo hacen las compresas y los tampones.

¿Cuáles son las ventajas de la copa menstrual?

Hay que destacar entre las ventajas de la copa menstrual que es ecológica y amigable con la billetera. Eso significa menos desperdicio en los vertederos y un menor gasto con el tiempo.

La copa menstrual es útil si participas regularmente en deportes activos como nadar o andar en bicicleta, ya que requiere menos atención. Y no expone tu líquido menstrual al aire, por lo que hay menos posibilidades de que se produzcan olores.

Comparación de la copa menstrual y los tampones

Algunas copas menstruales puedes tenerlas colocadas hasta 12 horas, mientras que los tampones deben cambiarse cada 4 a 8 horas, dependiendo de tu flujo. Además, son totalmente seguras, con un riesgo muy reducido de síndrome de shock tóxico, una infección bacteriana. Por todos estos motivos, cada vez son elegidas por más mujeres.

¿Cuáles son las desventajas y contraindicaciones de la copa menstrual?

En casos muy raros, la copa menstrual podría causar irritación. Sin embargo, es poco habitual y no suele ir en aumento. Al contrario, cuanto más se usa, menos problemas ocasiones. Es importante lavarse las manos antes de insertarla, limpiarla bien entre usos y vaciarla dos o tres veces al día.

Las copas menstruales vienen en diferentes tamaños según tu edad, flujo y si has tenido hijos. Por ello, encontrar el ajuste perfecto puede ser un pequeño desafío. Removerla es un poco más complicado que colocarlas, por lo que necesitarás un poco de práctica hasta controlar esta acción. Es uno de los motivos por los que algunas mujeres siguen prefiriendo el uso de tampones.

Por último, algunos fabricantes no recomiendan el uso de una copa menstrual si tienes un dispositivo intrauterino (DIU) insertado, ya que existe la posibilidad de que la copa pueda tirar de la cuerda o desalojarla. Sin embargo, esto no está comprobado.